Declaraciones del Padre Pepe

BUENOS AIRES (Redacción) – El referente de los “curas villeros”, el padre “Pepe” Di Paola habló de que existe una campaña contra el Papa Francisco. Montada desde ciertos medios de comunicación, “poderosos” y con “ideologías destructivas”. Fue un desfogo en medio de una misa en el barrio donde realiza su ministerio a las afueras de Buenos Aires, La Cárcova. Palabras que demuestran el malestar difundido por lo que se considera una caricaturización mediática de Francisco. “Una imagen distorsionada de sus gestos y sus actos. Una lectura demasiado politizada de un pastor que sigue sorprendiendo al mundo” sentencia el padre.

“Lamentablemente, aquellos que decían que era muy bueno hace unos meses muestran la incoherencia de sus ideologías destructivas cuando hoy lo denuestan a través de los distintos medios”, afirmó. Luego prosiguió: “El Papa Francisco nos ha mostrado siempre que el camino es formar una familia en las capillas, en las parroquias. Evidentemente ese va a ser nuestro camino y por eso sentimos muy cerca de aquel que está en Roma y que guía a la Iglesia porque lo hemos conocido. A nosotros no nos puede venir con un verso ninguno de los que hoy hablan mal del Papa Francisco. Nosotros lo sabemos, pero el pueblo también lo sabe. Porque el pueblo se siente totalmente ligado a sus opciones, a sus invitaciones, a sus signos, a sus gestos, que nada tienen que ver con el individualismo, con el egoísmo que pregonan sus enemigos”.

Hace algunas semanas Francisco pidió a los directivos de la fundación pontificia “Scholas Occurrentes” rechazar un donativo del gobierno. Un aporte que ellos mismos habían pedido y el mandatario había concedido. La “friolera” cifra de 16 millones 666 mil pesos. A lo que el Sumo Pontífice contestó, luego, en una carta enviada a la cúpula de ese organismo, al Papa no le gustó la desinformación ni saber que su obra iba a ser premiada con tamaña cifra. Consideró el padre que cuando se anunció el rechazo, la prensa se llenó de editoriales y comentarios contra Francisco.

La última carta que mandó el Papa Francisco habló sobre Argentina un mensaje firmado de su puño y letra que envió al presidente de la Conferencia Episcopal de su país, José María Arancedo, con motivo del Congreso Eucarístico Nacional, que dice: “En este momento en que se celebra el Congreso Eucarístico Nacional, que coincide a su vez con el Bicentenario de la independencia del país, vienen a mi memoria las palabras del cura Brochero: ‘La gracia de Dios es como la lluvia que a todos moja’. Sólo es cuestión de no tener miedo y de dejarse empapar de tanto amor”, escribió el Papa.

Y apuntó, en evidente referencia a los “tarifazos” y al alza de precios que han afectado a los sectores más vulnerables: “Conozco las dificultades que están viviendo; aseguro mi cercanía y pido al señor que este congreso nos fortalezca en la fe para afrontar las adversidades e impulse la justicia y la caridad entre nosotros y, de modo especial, en el servicio de los pobres y necesitados”.